viernes, 9 de abril de 2010

CON LA VENIA DE SEVILLA Y SUS COSTALEROS. Y MI COSTAL AL SUELO EN SEÑAL DE ADMIRACION AL COSTALERO QUE DEJA LAS COFRADIAS.


oooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
Hoy se encuentra izada a media asta la bandera de mi alma en señal de respeto y admiración. Pero no por una ausencia definitiva, que gracias a Dios le queda mucha vida por delante, sino por un sentimiento de tristeza.
Un Costalero de los grandes de verdad se marcha de las trabajaderas de las Cofradías.

Y con el, se marchan muchos recuerdos y vivencias. Muchísimas. Las más añoradas. Junto a el -entre otros-, pero muy especialmente con el, he vivido los mejores años de mi vida en las Cofradías. He aprendido, he disfrutado, he sufrido y gane un amigo, y todo, gracias a los pasos, a la gente de los pasos. Jamás olvidare mis años jovenes cuando empezaba y mis vivencias al lado de éste costalerazo.

Un tío querido por todos, respetado por todos, un ejemplo a seguir para muchos buenos costaleros de las cofradías. Un peón de los de antes, sufrido y callado, humilde y sacrificado, pero sabiendo de cofradías y de pasos una jartá. Un costalerazo como la copa de un pino. Sin ojanas. Uno de los grandes de verdad y de los pocos hombres con nombres del mundo de las trabajaderas que no ofrecen dudas sobre su carisma y su honradez, su casta y su valor, su poder de sacrificio y su obediente porte de costalero.

Siempre con una sonrisa y una palabra de cariño y aliento para el niño que empieza, para cualquiera, para todos, alejado de cualquier valor de prepotencia y altanería, nunca un mal gesto, nunca un problema a sus capataces, a sus compañeros, intachable trayectoria como costalero en sus tres décadas de cofradías.

Y se fue como llego, sin hacer ruidos. Y se lleva el alto orgullo y honor de sentirse uno de los costaleros de más confianza de Los Villanueva. Ná es ná. Se marcha de las Cofradías sano, sin lesiones. Dice que le ha llegado la hora, que esa hora se siente y cuando llega, pasa toda la vida por delante, y es la hora. Se marcha pudiéndole a los pasos, ganándole las batallas, dejando la vida y el alma en cada chicotá.

Se llama JOSÉ MANUEL BETANZOS PADILLA. Y es Costalero y amigo.

Costalero por afición y sentimientos, de los buenos, de los que uno siempre quiere tener a su lado. Grandes Cuadrillas lo recordaran siempre. Pero en lo más profundo de su corazón quedaran marcados a hierro fundido los nombres de Herodes y Los Villanuevas. San Gonzalo y Los Servitas.
Fue un orgullo mí querido amigo José Manuel disfrutar juntos tú ultimo año de Herodes, tú ultima chicotá allí, aquella en redondo en San Juan de la Palma que se pego el Dieguito bordando el compás, y la sufrimos y la disfrutamos, y la comentamos el Lunes Santo, que fue de tíos y de costaleros fajaos y valientes.

Se va algo intimo y particular de éste que os escribe. Son muchos años juntos y muchas las ráfagas que se quedan en el alma.


El costero derecho de la tercera trabajadera de Herodes, el izquierdo de la segunda trabajadera de San Gonzalo y el zanco derecho de Los Servitas lloraran tú ausencia, tús capataces, tú gente, tús amigos te recordaremos siempre. Y el tío que ocupe tú lugar tendra el privilegio de ser heredero de un rincón donde quedara imborrable el aroma de tú presencia. Por siempre.

Hoy ya estás en esa cuadrilla que forman tíos grandes que fueron tan importantes en las cofradías. Hoy formáis una cuadrilla insuperable amigo mío. Hoy iguálas de forma imaginaria con Fran Narbona, con la Heidi, con Arturo, con el Niebla (Paco Bonilla), con Pepe Montero, con Enrique Henares, con el Sando, con Félix San Román, el Serra, con Quique Aguilar, con Eusebio, con la Pipi, con el Churri, con Sicilia, el Ferre, etc, etc y etc.... con tantos buenos costaleros que es imposible citarlos a todos, pero que conformáis una cuadrilla a la que Sevilla y sus costaleros de hoy en día os deben y debemos tanto y tantas cosas.... ayyyy!!!!! Costaleros que se dejaron sus vidas y sus espaldas debajo de las trabajaderas y a los que también les llego la hora de la partida....

Querido Betanzos, los costaleros como tú sois costaleros mientras viváis, como los toreros. No faltes a tú gente, no nos faltes a los ensayos, por fuera, sí, pero sigue estando amigo mío, no te vayas de nuestras vidas, mucha gente como tú siguen haciendo falta en las cofradías.
Te quiero y te admiro.
Y llévate mi recuerdo emocionado.

Hasta siempre COSTALERO.



oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca olvidaré que he podido trabajar Cofradias con este pedazo de costalero y mejor persona.
Gracias Betanzos, a tu lado no se deja de aprender.

Lolo

lolo gomez sanchez dijo...

He tenido la suerte de poder trabajar debajo de un paso cn este señor de las trabajaderas.Como bien dice Oliver,ya no es lo gran costalero que es,sino la grandisima persona que se nos va de los pasos.Esto mas tarde o mas temprano nos llega a todos,yo tambien lo veo ya proximo,pero aun tengo una cosa que no le puede faltar a ningun costalero,"ilusion",que es lo que aun me mantiene ahi debajo.En fin,que se marcha uno de los Grandes que sin duda pasara a la Historia de las Cuadrillas de Costaleros de Sevilla.Betanzos,te hecharemos de menos.Un abrazo,costalero.

Anónimo dijo...

Miguel Angel, estoy contigo:
Participar en esta entrada dedicada a uno de los GRANDES de verdad, para aprovechar y pegar un tirito se califica por si solo.
Y además bajo el velo del anonimato.
Como los hombres de bien son honrados....no hay porque explicarse ni justificarse.
Esto te lo dice una persona que no te conoce personalmente, pero bien sabe de lo que habla.
Deberias saber que tu blog ( no hay más que ver las visitas que tiene)es referencia para los que nos gusta esto de los pasos.
No obstante Miguel....eres el administrador, no dejes que entre cualquiera y toque las narices....aunque "cualquiera" no es la palabra. Un anonimo no es nadie.
Sigue asi Oliver que tu blog, tus entradas y tus fotografias son referencia para muchos.
Un abrazo sincero.

Lolo Pérez

Anónimo dijo...

Un verdadero modelo de costalero y persona. Un espejo donde mirarse.
Gracias Betanzos.
Un abrazo.
Wally.

Anónimo dijo...

He tenido el gusto de conocerlo este año en San gonzalo y me parece una buena y gran persona. Mi mas sentido respeto para esas personas que hacen de la semana santa una cosa grande

Anónimo dijo...

Persona sencilla y de las que te hacen crecer cuando conoces. Gracias por todo COSTALERO.
Antonio María Jr.

francisco dijo...

Se hace dificil aceptar que todo tiene un final.
Podria escribir una parrafada para describir a la persona y al costalero, pero me puede mas ahora mismo el sentimiento de vacio y de horfandad bajo las trabajaderas que en mi provoca la retirada de mi amigo Betanzos.
Lo menos que puedo decir es que es un excepcional costalero, de los que ya no quedan, callado, valiente, compañero y ejemplar, y y si es bueno como costalero como persona es inigualable.
Se me va otro referente, otro espejo en el que encontrar al costalero que quiero ser.

Gracias por lo mucho que me has dado amigo.

FRANITO.

Caifas de Triana dijo...

Yo solo puedo darte las gracias, José Manuel...
Uno de los grandes premios que me ha concedido el Señor, ha sido poder atesorar tu amistad.
Para mí, ha sido un privilegio conocerte, disfrutarte y enriquecerme con y junto a tí de tus enormes cualidades humanas.
Quiero dejar patente el sentimiento de admiración que siempre he sentido por tí.
Las cofradías despiden a un Hombre a carta cabal, amigo de sus amigos, respetuoso hasta la saciedad con esta bendita tradición y a una magnifica persona que seguro será recordada por todos como lo que siempre ha sido, uno de los mejores costaleros que he tenido la suerte de cruzarme en mi vida, un buen amigo y un BUEN HOMBRE.
Todo mi cariño, toda mi admiración y todo mi respeto.
Gracias por todo lo que nos has regalado José Manuel. Que Dios te bendiga por siempre. A tí y a toda tu familia.

David Valverde dijo...

No tengo el gusto de conocerle mucho, pero he hablado con el un par de veces, y me parece un tio de verdad, y escuchando y leyendo a mi amigo Miguel Angel hablar de el, debe ser un tio de los q se visten x los pies. La trabajadera a perdido un gran tio,
pero a todos nos llega la hora,pero bueno los amigos y el ambiente del costal nunca se acaba,
!Animo Betanzos!

Anónimo dijo...

Este Caifás tan mariquita como siempre, de vieja que es ya, el Gran Piti, no es que sea buen costalero, lo de menos, es que es un pedazo de tio, ya van quedando menos, y no me borres que el que te tienes que ir ya eres tu Oliver, que eres una vieja también.